NO GASTO, NO COMO



28.09.10
BARCELONA. Décimo sin hacer absolutamente nada. Al contrario del año pasado, donde en mi parón seguí comiendo incluso más que en el resto del año, éste nada más levantarme, me he acostumbrado a beber mucho y no tengo ni hambre… Con lo que veis en la foto, media cebolla, un poquito de vinagre y sal he pasado el día.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Al menos las abririas para comerte lo de dentro ¿no?

;-p

Toni dijo...

ja, ja !!

Eres un radical Ibon !!

No obstante, nadie puede negarte tus sistemas...porque funcionan !!

Ánimo en tus ayunas !!

Un saludo

Toni

Por cierto de que es la otra lata !?

Alfonso dijo...

yo discrepo de este sistema, todos necesitamos educar el estomago a comer a las horas, podemos comer mas o menos pero cada tres horas aproximadamente tenemos que ingerir alimentos,ibon no mientas el estomago no miente.

Anónimo dijo...

eres dios?? extraterrestre?? o simplementeestas loco??

DE LOCOS!

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Alfonso. Por otro lado, creo que mejor que un parón tan drástico sería hacer algo de ejercicio alternativo suave. Por ejemplo, nadar, que desentumece, entona y no lesiona. A ver si lo que pasa es que eres un vaguete: esas horas tan tardías para entrenar te delatan dejando las cosas para más tarde, más tarde..., y se hace de noche. El entrenamiento, a la hora de la competición. Eso decía Induráin, y tenía toda la razón.

Ernesto dijo...

Viva la CEBOLLA!!!

Anónimo dijo...

como todo en esta vida, todos los esfuerzos son malos

hgryuvt dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.